Bicicletas vs Taxímetros

El taxímetro en Barrancabermeja no era una necesidad apremiante, sin embargo, de alguna forma se necesitaba empezar a regular el transporte público en la ciudad, y este aparato electrónico, lo hará a su manera. Si la decisión hubiera estado en mis manos, no comenzaría por ahí, a mi juicio hay problemas de movilidad más grandes en la ciudad, y que por la falta de voluntad no hemos empezado a solucionarlo, todavía estamos a tiempo, no existen aún trancones que paren el trafico por horas como en Bogotá, pero si no le ponemos atención, sucederá, porque las ventas de carros privados están en aumento, y las vías son las mismas.

La idea del taxímetro la apoyo, por el solo hecho que desincentiva el uso del servicio de taxis, y conlleva a que pensemos en alternativas de transportes más económicas, acompañadas de un respeto al medio ambiente. Ante esta posibilidad, la bicicleta es la mejor opción.

Leía una carta en estos días enviada por algunos habitantes de la comuna 7, donde manifestaban su rechazo al implemento del taxímetro, refutando que las nuevas tarifas iban a ocasionar un incremento bastante significativo, al punto que no iban a poder usar el servicio. Considero que esos nuevos valores, van a beneficiar a muchos habitantes, porque utilizar un servicio de taxi todo el tiempo, significa gastar dinero inútilmente, y se contribuye a un aumento de la contaminación de la región.

En muchos países cuando se buscó una solución radical al problema de la movilidad, nunca se llego a pensar que el servicio de taxis fuera la solución. Inclusive en algunos fueron muy ambiciosos, y desecharon desde el principio algún aparato impulsado por fuerza motriz, como en el caso de Holanda, allá optaron enseguida por las bicicletas. En esa línea, porque no empezamos mejor una campaña en la ciudad de respeto al peatón y del uso de la bicicleta, para que este sea la solución a la dependencia a la gasolina. Esas son las cartas que debemos enviar con copia a la personería, procuraduría y a la defensoría del pueblo. Cartas que motiven y presionen a la alcaldía y a las empresas de la ciudad, para que construyan ciclorutas, y que empiecen campañas de respeto en la vías, donde el peatón sea primero, y el que monte en bicicleta, tenga la prioridad en las carreteras.

Con esta columna quiero expresar mi apoyo al taxímetro, porque debemos mirar en serio a las bicicletas como el medio de transporte de todos los Barranqueños…

Nota Adicional: Quiero recomendar el libro Pornotopía, de la filosofa española Beatriz Preciado. En donde se adentra en el mundo de Playboy, en como “ese complejo se convirtió en el primer burdel multimedia de la historia, una Pornotopía instalada en la cultura de los medios” (editorial Anagrama 2010)…

Anuncios

Una librería, una biblioteca

Barrancabermeja merece una librería, una exageradamente buena librería, en la cual uno pueda perderse entre libros, perderse entre aventuras, perderse entre paisajes, perderse y que no lo encuentre a uno. Una librería con un librero o librera, dije librer@, que es diferente a vendedor, porque es con el librero cuando uno discute el libro que se leyó, porque le recomienda y uno le recomienda.

El librer@ es el que se ha leído lo que está proponiendo, conoce de que esta hecho el texto, sabe quién es el editor, quien lo corrigió, el vendedor simplemente se limita a leer la contraportada, sin saber ni siquiera que son esos sonidos que salen de su boca.

Propongo una librería que cada mes tenga un tema; enero escritores checos, febrero filósofos alemanes, marzo escritores colombianos, abril cuentos argentinos, mayo escritores africanos, junio investigaciones académicas relevantes en América Latina, julio escritores franceses del siglo XIX, en agosto una apología a los mejores cuentos de terror, en septiembre escritores norteamericanos, en octubre literatura infantil, en noviembre escritores nórdicos, en diciembre literatura fantástica, y el siguiente año se vuelve a empezar. En la ciudad se puede, que opinan los de la tertulia de el Patio, ¿se animan?, sería un éxito, aplicaríamos la visión de Jaume Vallcorba editor y propietario de la editorial Acantilado, que no publica lo que está en furor en el mercado si no que rescata escritores y descubre nuevos y propone autores, podemos hacer lo mismo nosotros proponer autores, presentar libros.

Si se llegara a concretar esta iniciativa, debe ir de la mano de una Biblioteca, pero no una como la que tenemos la Alejandro Galvis Galvis, olvidada por todos, y con un catalogo paupérrimo. La Biblioteca debe tener un atractivo catalogo bibliográfico, con libros en buen estado y gerenciad@ por un Bibliotecari@, no por alguien que llegue por palanca o rosca.

Vamos a crear una librería en Barrancabermeja y a fortalecer la biblioteca, la ciudad lo necesita, los habitantes lo necesitan.

Nota Adicional: … “pero lo que más me impresionó de todo eso fue el informe académico sobre la guerra entre las ratas cellardas y las ratas de alcantarillas; se ve que ese enfrentaron exactamente como lo hacen los hombres y el combate acabó con la abrumadora victoria de las ratas de alcantarilla…” eso hace parte del libro que recomiendo esta semana. Una soledad demasiado ruidosa de Bohumil Hrabal, Editorial Destino, que hace parte de la Editorial Planeta.

La doble moral de los católicos y cristianos recalcitrantes

Empiezo aclarando; que cuando escribo cristianos arriba en el encabezado, me refiero a los evangélicos, y a ese sin número de iglesias de garajes que hay en la ciudad. Esclarezco, para así evitar malos entendidos, que esta columna va dirigida a los practicantes, aquellos que dicen a los 4 vientos; soy católico, y el otro responde evangélico y la otra dice cristiana, va dirigida a los feligreses que llaman, a los que dicen cumplir sus doctrinas religiosas al pie de la letra.

Javier Marías afirma “Supongo que no pertenezco a mi época, una vez más. Parece como si la gente actual considerase arrepentirse una bajeza o una blandenguería, un signo de debilidad, un menoscabo de su figura, una humillación… Ni siquiera suelen reconocerse las equivocaciones, los juicios temerarios, las sospechas injustas, las acusaciones infundadas que se vierten sin cesar, sobre todo en el mundo de la política, que incomprensiblemente se ha erigido en modelo (pésimo) para el resto de la ciudadanía.”

Y es que los que dicen ser más religiosos son lo que actúan diferente a lo que promulgan en la institución religiosa a la que pertenezcan, hay casos notables, alguien ha visto al alcalde decir públicamente que se equivoco con el Decreto 339, o han visto algún concejal arrepentido por la inactividad de los casi tres años que llevan como ediles, y que por tal motivo no aspiraran más, la frescura de algunos, no conformes de su inoperancia, ahora van es a buscar ser alcaldes. A esto hay que agregarle, que el primero es un religioso ferviente, y los segundos, suelen manifestar sus creencias religiosas como si fuera algo de la vida pública, y ninguno se arrepiente de nada…

Dejemos ese nivel de prepotencia, y demostrémosle a la clase política, que sí, hay un nivel de cultura ciudadana en la ciudad. Si ud cometió un error, es de grandes decir; me equivoque por ese error, y me disculpo, hágalo con el vecino, y vamos subiendo, hasta lograr que esa clase política, no se vuelva a lanzar y se disculpe por todos los errores que han cometido en estos casi 3 años que llevan en el poder local.

Coda: De los precandidatos a la alcaldía de Barrancabermeja que vi el domingo en el periódico El Frente, quisiera leer las propuestas para la ciudad de Darío Echeverry y de Juan Carlos Sierra, pienso que son los más serios en su aspiración. Los otros están improvisando…

Algo de historia de nuestra ciudad…

A comienzos del siglo XX, Barrancabermeja era un modestísimo caserío, similar a los que por la misma época yacían sobre las márgenes del rio Magdalena (Núñez: 1997:54), hoy 110 años después, Barrancabermeja cuenta con una población según el Dane de 191.498 habitantes. La principal causa de este crecimiento y del cambio de corregimiento a municipio que vino después, fue el hallazgo a principios del siglo pasado de un recurso natural fósil que empezó a ser determinante para la generación de energía a escala mundial, el petróleo.
En busca de un mejor futuro, el corregimiento pasó de 555 habitantes en 1907 (Galvis: 1997:55), a 1.450 habitantes en 1918 (Galvis: 1997:67). Este aumento de la población fue en gran parte, producto del dinero en abundancia que se estaba generando, así como de la ampliación de las instalaciones de la compañía, que traía consigo un aumento en el número de trabajadores (Galvis: 1997: 72). Con las riquezas encontradas y los incrementos en los ingresos, se sustentó la creación del municipio, teniendo como base el criterio de uno de los autores del proyecto que exigía darle proporciones de rica y extensa municipalidad a la zona para que sus dominios comprendieran y alcanzaran la totalidad de las concesiones petroleras (Núñez: 1997: 74).
Con la creación del municipio en 1922, y la llegada de empresas de capital extranjero, se consolida el crecimiento poblacional y económico de la ciudad. Sin embargo, el crecimiento económico no mejoró de manera equilibrada las condiciones de la población que allí se fue asentando, lo que condujo en 1924 a una primera huelga por reivindicaciones tales como aumento en los jornales, reducción de las horas de trabajo, mejora en los campamentos y la alimentación, y hospitalización eficaz para los obreros (Galvis: 1997: 163). Hay que tener en cuenta que esta primera huelga fue seguida por otras en los años 1926, 1927, 1935, 1938, 1946 y 1948 (Galvis: 1997: 177).
Nota adicional: La anterior columna es tomada del marco conceptual de mi tesis de maestría que entrego este mes en la universidad de Los Andes.

Por resolver en la ciudad…
En esta columna voy a exponer varias situaciones que necesita solucionar la ciudad en el corto plazo.
– Los cables de la electricidad al aire libre, es bastante peligroso seguir teniendo las instalaciones como están, lo exterioricé en una columna anterior y hoy nadie se ha preocupado por el tema, que tenemos que esperar, un accidente de grandes magnitudes?
– El terminal de transporte terrestre, en una ciudad que crece al ritmo como la nuestra, no tenerlo, no tiene presentación.
– La carretera al aeropuerto, todo visitante que llega a la ciudad por vía aérea, lo primero que se encuentra cuando se baja, es observar en la parte externa, el mal estado en que se halla la zona, con varios cráteres en el camino. Es muy complicado promover los estudios pertinentes y emprender las obras de mantenimiento, y porque no, pensar en la doble calzada.
– El transporte público ilegal en motos, hay que hacer el censo para conocer cuantas personas son las que prestan el servicio, y saber la verdadera realidad.
– Las ciclorutas, la ciudad las necesita, tener carriles exclusivos para las bicicletas.
– El transporte público de pasajeros en bus, debemos centralizar todo en una sola gran empresa, y que los buses tengan rutas fijas, que pasen por carriles especiales y paradas en lugares autorizados.
– La valorización, no podemos seguir pensando que todas las casas sin importa donde estén ubicadas, tengan los mismos precios de arriendo y de venta, no todos los habitantes de la ciudad pueden pagar cifras de empleado de multinacional.
Nota adicional: Recomendare de nuevo un libro, esta vez es el Leviatán de Paul Auster, editorial Anagrama, los dejo con un pasaje del libro: “No estaba sometido al reloj como lo están otras personas. En consecuencia, nunca tenía la sensación de estar perdiendo el tiempo”

– Los cables de la electricidad al aire libre, es bastante peligroso seguir teniendo las instalaciones como están, lo exterioricé en una columna anterior y hoy nadie se ha preocupado por el tema, que tenemos que esperar, un accidente de grandes magnitudes?
La historia es la siguiente, en la mañana del viernes 29 de octubre paso un tractocamión con su contenedor por la calle 50, antigua calle 10, iba escoltado por las autoridades. Primero no entendí porque tenía que entrar en una calle que no se construyo para ese tipo de automotores, sin embargo eso no le importo a las autoridades locales, igual iban acompañándolos, acá lo que vale, no sé qué es lo que vale de verdad en esta ciudad, me pregunto y me pregunto y no hallo la respuesta, la gente tiende a confundir libertinaje con ser libertario, yo soy un libertario, defensor a ultranza de las libertades individuales, al punto que cada persona tiene derecho hacer lo que quiera, siempre y cuando no afecte al vecino, lo dijo una vez Evelyn Beatrice Hall, “Estoy en desacuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas” hasta esos niveles y mucho mas allá llega mi defensa al ser humano, como animal apto para pensar y hacer lo que desee, pero es que comprendamos primero que el libertinaje es el nivel en donde se irrespeta la ley, abusando de su propia libertad, con detrimento de la libertad de los otros, y así no es, por ahí no es, el caso del tractocamión es uno de muchos, que seguiré exponiendo. El tractocamión siguió su andar y a la altura de la carrera 17 tumbo varios cables, de esos, el que termino a en el suelo fue uno de la empresa Edatel, aunque ese no fue todo el problema, lo que ocurrió después fue la alerta, paso una moto y si darse cuenta el que manejaba, el cable se le enredo en el cuello. El aparato de dos ruedas fue a parar unos metros más adelante, y él termino muy golpeado. Es en ese momento que debemos preguntarnos que debemos esperar que pase para que solucionen las empresas y el municipio los problemas con los cables en toda la ciudad?. Edatel solo paso el sábado en la tarde a solucionar el inconveniente, 24 horas después.

Estos son los periódicos y revistas que más leo

El mundo cambia, palabras trilladas esas, igual las voy a mantener para referirme a los medios impresos que leo, en donde prevalece el punto de vista del autor, para así poder polemizar un poco. No me gustan los medios que solo comunican, y no investigan un poco más. Por tal motivo les informare algunas de las publicaciones, donde satisfago mi sed de noticias.

Sobre noticias de Colombia, leo; El Espectador, la revista Semana, el Le Monde diplomatique-Colombia, no confundir con la edición de Francia, la que hago referencia es una que sale todos los meses con información más descifrada sobre la realidad colombiana y mundial, La Republica y La Silla Vacía.

Para noticias mundiales, leo; el diario El País de España, diario que tiene muy buenos suplementos, como el de Babelia, que publican todos los sábados. Ahí escriben escritores de la talla de Javier Cercas, Javier Marías y Enrique Vila-Matas. The New York Times, ahí es columnista Paul Krugman. El Le Monde, esta sí, en su edición en francés, que es excelente. The Guardian de Gran Bretaña, las crónicas políticas y económicas son de alto calibre, sin dejar la edición de reseñas literarias, que es un ejemplo para el mundo.

En la parte de críticas, ensayos, reportajes de investigación y ficción, leo en Colombia; la revista El Malpensante, Arcadia de publicaciones Semana, la revista Número y la revista El Librero, cualquiera de las anteriores, muestran como el nivel de escritura y de periodismo en Colombia, esta cada vez mejor.

A nivel mundial sigo a The New Yorker, ahí leo bastante a Malcolm Gladwell o Alex Ross entre otros. El Viejo Topo de España, que sorprende con ensayos de Amartya Sen en ocasiones. Letras Libres de México, revista dirigida por el grande historiador manito, Enrique Krauze. La revista Etiqueta Negra de Perú, donde han colaborado escritores como Vargas Llosa o Juan Villoro, y donde dejar a Foreign Policy, revista que fundó Samuel P. Huntington, y que actualmente tiene como editor al Venezolano Moisés Naím